Inicio
  Titulares
  Hermandad
  Patrimonio
  Cultos
  Acción Social
  Multimedia
  Noticias
  Enlaces
   
 


San Juan Evangelista: Obra de nuestro hermano Alfonso Berraquero fue estrenado en 1984. Presenta actitud de conversar, consolando a María. Tallados cabeza, manos y brazos en madera de cedro, siendo el cuerpo de poliéster en formas anatómicas.

 

 

 

 

 

 

 

Poncio Pilato: El prefecto de Judea, realizado por Castillo Lastrucci y estrenado en 1968, acapara visualmente la composición escénica del paso de misterio. Inclinado hacia adelante y señalando con sus manos al Maestro demuestra su autoridad sobre la vida de Jesús. Es de madera de pino y presenta cuerpo esbozado y cabeza, manos y brazos tallados que fueron retocados por nuestro hermano Alfonso.

 

 

 

 

 

Barrabás. El torvo sicario judío, o patriota nacionalista anti romano, que fue liberado por aclamación en lugar de Jesús es una figura que, al contrario de las tradicionales iconografías, es un hombre joven y grácil, semidesnudo, nasudo, de aspecto más indoeuropeo que semita. Lleva el cabello largo y revuelto ceñido por una cinta, brazos atados a la espalda. Su rostro, de perceptible ademán expectante, es una muestra patente de esos “perfiles narigudos y masas de pelo del Verrochio. Fue estrenado en 1993.

 

 

 

 

 

 

Claudia Prócula. La mujer de Pilato representa al mundo gentil, que espera en algo, que no sabe lo que es. Está representada como una bella mujer aún joven, de aspecto a la vez noble y sensual. Su expresión es ansiosa y su actitud inquieta, nerviosa, propias de la que ha sufrido mucho en sueños por su causa y de la que busca suscitar la clemencia de su marido. Claudia exhibe el elaborado peinado típico que vemos en los bustos imperiales femeninos de la época augusta y lleva una vestimenta historicista que se supone era la que usaban las patricias romanas. Como signo de distinción social y vana ostentación luce un pasador de plata engarzado de amatistas, un collar, pendientes de plata y turquesas que reproducen un as romano de la época de Tiberio. Fue estrenada en 1993.

 

 

 

 

 

Sanedrita. El representante del Sanedrín israelita significa la hipocresía religiosa, capaz de condenar a Cristo no por sus obras, sino por lo intereses de la Ley. Vemos un hombre maduro, de nariz aguileña y de largas barbas bíblicas, patriarcales, las cuales se mesa traspasándolas por un largo dedo índice. Se nos muestra en actitud reflexiva, con rostro caviloso, dando la espalda a la escena principal, como queriendo farisaicamente desentenderse y ser ajeno a la misma. Está ataviado a la usanza levítica, como se supone vestían los eruditos doctores de la Torah. Fue estrenado en 1993.

 

 

 

 

 

 

Esclavo africano. Este siervo africano viene a expresar la esperanza de la libertad. Vemos un tostado adolescente de etnia camita, con una expresiva testa de grandes ojos, labios carnosos, pelo rizado. La efigie, vestida sólo con un exiguo taparrabos, luce un torques a modo de collar. Se muestra semi-sedente y en actitud servil. Fue estrenado en 1995.

 

 

 

Soldado Romano. El soldado romano está dotado de gran movimiento, ruda y decidida actitud castrense. La suspensión de la estación de penitencia en 2003 impidió ver ese año al nuevo, portentoso y bizarro soldado romano. Fue estrenado por lo tanto en 2004.

 

 

 

 

 

 

 

 

Todas las figuras auxiliares fueron talladas por nuestro hermano Alfonso en talla completa de madera de pino, a excepción del Sanedrita que lo es sólo en las partes vistas.

 

 

 

 

Copyright 2007. Real y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Ecce-Homo y María Santísima de la Salud
 Diseño: Juanma Quevedo               Contacto     Disclaims     Visitas: